imagen cortesía de: eliberico.com

Cientos de oficiales de policía en el Reino Unido están siendo acusados por abuso sexual de víctimas y sospechosos. Se conoce este acontecimiento como el mayor caso de corrupción que ha existido en las fuerzas británicas de seguridad.

En general, hay hasta 436 casos contra 326 oficiales de policía en un informe en Inglaterra, además de Gales. Solo un 10% de estos casos identificados terminaron en denuncia además de acusación contra los implicados, y la mayoría de estos terminaron siendo silenciados a través de amenazas a las víctimas de estos terribles abusos.

El mayor caso de corrupción en la policía británica

El inspector jefe  Mike Cumningham expresó que están frente al mayor abuso de la confianza dentro de las fuerzas del orden público y que qué podría ser peor que los  oficiales abusando de la confianza de una persona abusada. Casi el 40% de las víctimas de estos abusos fueron mujeres que previamente tuvieron que sufrir abuso doméstico, ya que son el grupo más vulnerable. En el 16% de estos casos denunciados, en la inspección se llegaron a conseguir indicios de comportamiento no apropiado de los agentes.

Uno de los casos más impactantes entre todos estos, es el de un policía llamado Stephen Mitchell, quien fue llevado a prisión con cadena perpetua en el año 2011 por abusar sexualmente de cantidades de víctimas, entre las que se encuentran prostitutas, ladrones, adictos a la heroína, e inclusive una adolescente minusválida a la que le ofreció ayuda durante su custodia y luego le demandó favores sexuales.

Se declaró que en muchos casos las víctimas eran personas vulnerables, que se trataba de personas que sufrían de abuso doméstico, que fueron víctimas que probablemente  fueron arrestadas y que poseen algún tipo de dependencia como al alcohol o a estupefacientes. Lo explicaron como una explotación del poder donde el guardián ahora es quien se transforma en el abusador.

Dejar respuesta